Mocoa- Diciembre 08-2019

Por: Alberto Lleras Fajardo

Con el buen pretexto de Prender  las velitas anoche fue llegando mi hijo Oscar Alberto con su novia, mi sobrina María del Mar, su esposo David, las hijas de mi sobrina Magally , el buen vecino Jhoe con su apreciada familia, la vecina Mary Bermeo , mi adorable esposa Claudia Carmenza y otro amigo con los globos multicolores que elevamos hacia el espacio aéreo, los cuales se fueron perdiendo en el infinito firmamento , así fue pasando la noche entre comentarios, risas y anécdotas que hicieron agradable este inolvidable momento; hasta que llegó la media noche y el inició del nuevo día 8 de diciembre, o sea la encendida de las velitas a la Virgen Inmaculada Concepción afortunadamente empató con mi cumpleaños. Que alegríaaaaaaaa.

Sí qué alegría celebrar mi cumpleaños con tan selecta compañía, con quienes compartí la torta “mas grande del mundo” que me brindó el buen vecino Jhoe , pero lo más importante fue que alcanzó para todos , para cada uno un exquisito ponquesito y que a pesar de que por tanta algarabía accidentalmente rodó en el piso, no fué pretexto alguno para no recibirlo saborarlo como si nada hubiese pasado y hasta se lo sentía más sabrosooooo….

En conclusión fue un encendido de velitas extraordinario que no estaba programado así y que resultó maravilloso y un inicio del día de mi cumpleaños que nunca olvidaré, y por eso hasta las palabras se me esfuman de tanta emoción que siento, porque quisiera decir muchas cosas más que, en mi corazón quedaron insertas para siempre.

Gracias Esposa, Hijo Oscar , Sobrinas , Vecina Mary, Venino Jhoe y Familia por este momento extraordinariamente agradable en el que me sentí muy feliz y jamás olivare.

Finalmente digamos que, para disfrutar momentos buenos e inolvidables y especiales no se necesitan suntuosidades sino espontaneidad, aprecio, voluntad, sinceridad, disposición, cariño, y amor por quienes siempre van a estar en nuestro cotidiano vivir, o sea familia y amigos sinceros para quienes hay que sacar un tiempito y compartir.

Los llevo en mi corazón, Dios los bendiga siempre.